+34 652 94 56 43 aclicaon@gmail.com

Blog

Reflexiones sobre el programa “Wild Frank, Perros ¿Peligrosos?”

Captura

 

Tras haber visto varias veces los dos capítulos del reportaje, va siendo hora de plasmar mis impresiones sobre el mismo. Parto de que mi impresión general, ha sido bastante positiva. El mensaje sobre que la raza del perro no es lo importante, a la hora de catalogarlo como potencialmente peligroso, creo que ha quedado bastante claro. Han participado compañeros que han estado sencillamente brillantes. Pongo como ejemplo a Pablo López, del Arca de Zeus, al que suscribo prácticamente palabra por palabra su intervención en el programa. No en vano, en nuestra participación también incidimos en los mismos mensajes que transmitió Pablo. Y en algunos más que nos habría gustado que apareciesen en el reportaje, por la importancia que consideramos que tiene a la hora de arrojar luz sobre este tema. Pero es evidente que con toda la información que transmitimos todos los participantes en las grabaciones (tanto los que finalmente salimos en el reportaje, como los que no salieron por temas de producción), podríamos haber llenado cuatro episodios más.

Pero vamos a ir desgranando poco a poco el programa:

Nuestra participación tuvo lugar al inicio del primer episodio y al final del segundo. Emitieron varios mensajes contundentes que manifestamos, tanto yo como los propietarios de los perros que nos citamos en el lugar de rodaje. No obstante, quedaron muchos en el tintero. Como las estadísticas de ataques y mordeduras de perros NO considerados PPP, las cuales pondrían de manifiesto la magnitud real del problema. ¿Cuántos ataques hay de perros mestizos o de razas no incluidas en las listas ppp, pero que no salen a la luz? Infinidad. Todos los días hay ataques de perros en España, pero sólo trascienden los protagonizados por los perros de la dichosa lista. En alguna ocasión, como ocurrió la semana pasada con un Labrador que arrancó la oreja a una niña, la prensa se hace eco de algún ataque protagonizado por otras razas de perro. Pero son rara avis en la prensa. Lo cual nos lleva a otro mensaje que dimos en la grabación, pero que no emitieron: La manipulación de los medios de comunicación. Es increíble cómo vende el morbo y el amarillismo en España. Y está demostrado que si la noticia de un ataque viene precedida de las siglas PPP o de la palabra Pitbull, el alcance es infinitamente mayor. Da igual que no se haya contrastado la raza autora del ataque. Casi siempre dirán que fue un “Estanfor” o u “Rorguailer” o un “Pirbull”.  Y es que, desgraciadamente, la prensa española se rige por un mantra: NO DEJES QUE LA VERDAD TE ARRUINE UNA NOTICIA.

También nos habría gustado que emitieran más detalladamente el origen e implementación de la Ley PPP, que contamos con pelos y señales durante la grabación. Su trasfondo torticero, su creación basado en intereses económicos. Aquí trasladamos información de Mariano Peinado, el cual lleva los mismos años que tiene esta Ley, luchando para que se elimine. Aportando documentación y evidencias basadas en la CIENCIA.

El día a día de los propietarios de los perros que acudieron a la grabación, era una parte fundamental para nosotros. Pero tampoco pudo ser emitida. Al igual que las consecuencias que tiene la aplicación de esta ley, la cual impide lo que es fundamental para cualquier perro: su correcta socialización y relación con otros perros, como animal gregario que es. Para que un perro esté bien equilibrado, debe poder socializar y hacer ejercicio para mantener en forma su cuerpo y su mente. Pero a estos perros se les impide todo ello, con la obligación de llevar bozal siempre y de no poder soltarlos jamás. Todo muy coherente ¿verdad?

Pasamos a una parte del reportaje que nos dejó con el culo torcido. Ver cómo los policías municipales de Madrid, van por la Dehesa de la Villa viendo cómo todos los propietarios de perros llevan a sus animales sueltos. Los cuales corren a hacer el paripé poniéndoles la correa apresuradamente. ¿Les multan a pesar de que la ley es igual para todos e indica que a esa hora no pueden ir los perros sueltos? Pues no. Eso sí, ven a un chaval con un Pit o un cruce de Amsatff paseando con correa, y allá van dos motos y el coche patrulla a interceptar a tan peligroso animal. Quizá estos policías han pensado que han obrado bien. Pero para mí y para muchos otros, han quedado en evidencia. Un ejemplo más, de que la Ley no es igual para todos. Lamentable. Ahí hubiera estado bien que Frank tirara de su rápida espontaneidad y les dijera algo así a los municipales: “¿Pero y a todos los propietarios de los perros que hemos visto que iban sueltos, y que también infligían la Ley, no les multáis como al chaval del Pit?”. Oportunidad perdida de haber escuchado la excusa de los policías.

El caso del niño atacado por los tres perros y el del señor mayor que murió por entrar en la casa de un vecino, me dejaron con los pelos de punta. Me parece correcto que haya habido participación de víctimas de ataques de perros. Es algo de lo que la gente tiene que ser consciente. Pero me hubiera gustado (es una manera de hablar) que hubieran emitido el testimonio de alguna víctima de ataque por parte de perro NO catalogado como PPP. Para hacer hincapié en que la raza no es lo importante. Durante nuestro día de grabación, alguno de nuestros mensajes fueron sobre la necesidad imperiosa de que todos los perros tendrían que ser (OBLIGATORIAMENTE) convenientemente socializados y educados. Y que nadie debería poder tener un perro al cual no pueda controlar mediante el adiestramiento y mediante su propia fuerza física. Con fuerza física no nos referimos a pegar al perro ni muchísimo menos, sino a ser capaz de sujetarlo controlarlo por mucho que el perro tire o intente zafarse. Es lamentable ver como hay perros que literalmente sacan a pasear a sus dueños, los cuales son incapaces de sujetarlos si el perro decide ir a un lugar. Y no digamos si hay un conflicto con otro perro. Todo esto se resume en una Ley de Tenencia Responsable. Ya existen programas como el Ciudadano Canino Ejemplar, de la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales (cosa que también dijimos durante el rodaje), que permiten evaluar el nivel de educación, control y autocontrol del perro. Lamentablemente, a día de hoy estos programas no son vinculantes. Es decir, no tienen ninguna validez oficial. Da igual que tengas una Rottweiler que haya aprobado el programa Ciudadano Canino Ejemplar. Eso no le va a librar de tener que seguir llevando bozal y correa para siempre. Lo cual nos lleva a otro tema que mencionamos en nuestra grabación: que no hagan excepciones de la aplicación de la ley PPP ni con perros enfermos, que sean incapaces de llevar collar por padecer linfoma y provocarles un dolor insufrible (simplemente llevarles con arnés mitigaría ese dolor), y a los que tampoco se les permite ir sin bozal aunque la falta de ventilación les pueda costar la vida. ¿Leyes de bienestar animal? Me gustaría saber cuáles son esas, la verdad. Aquí, nuestra amiga Ainhoa pudo aportar información de primerísima mano, por lo luchado y sufrido con su preciosa Rotti Maiko. Además, el programa documentó la adopción de su nueva perrita de 9 años, Miin. Un proceso que hubiera sido precioso de ver en televisión.

También tratamos el día de la grabación otro tema que no apareció en el reportaje: las autodenominadas protectoras, pero que no recogen perros catalogados como PPP. De esas hay muchas. Hasta el punto de darles un aviso para recoger varios perros, y sólo llevarse los que no son PPP. ¿Eso son protectoras? Eso son… mejor no digo lo que son. Digamos que con hipócritas, me quedo corto. Aquí hubiera estado genial la emisión de la grabación que hicieron a Ángel Félez, de Doghorsecity, la cual finalmente se omitió en el programa. Una verdadera lástima, ya que es una persona que se parte la cara todos los días por estos perros, mientras que otras “protectoras” van sólo a recoger perros con mejor índice de adoptantes.

La parte del Proyecto PEPO de Ángel Mariscal, sin ser algo directamente relacionado con el tema PPP, sí que merece ser dado a conocer y darle toda la difusión posible. Sin conocerle personalmente, Ángel Mariscal es uno de los referentes del mundo del perro a nivel nacional. Y su proyecto PEPO es un ejemplo más, de lo versátiles que pueden ser los perros y hasta qué punto pueden ayudarnos en nuestro día a día. Le pese a quien le pese, incluyendo a esos supuestos “animalistas” que quieren prohibir que los perros puedan desarrollar labores de asistencia, de detección, de guía, de alerta médica o de cualquier tipo, argumentando que los perros están esclavizados y que no están para eso.

El chaval que ha salido dando el perfil que todo el mundo tiene en la cabeza, sobre lo que es un propietario de PPP, pues bueno. Supongo que había que sacarlo también, como ejemplo de lo que no debe ser un propietario, no ya de un perro catalogado como PPP, sino de ningún perro. Harto de escuchar la típica excusa de que en un descuido montó a la hembra y claro, cachorros pa los colegas. Sinceramente, y volviendo a hacer mención a la policía que salió persiguiendo sólo a los perros catalogados como PPP, me hubiera gustado que emitieran la parte donde nos grabaron hablando de la impunidad que tiene la gente para ofrecer sus perros para montas o vender cachorros. Se supone que es ilegal, pero no hay más que abrir cualquier página tipo milanuncios o similar, y poner en el buscador el nombre de cualquier raza de perro. Y ya para colmo, los típicos anuncios del tipo “American Estanfor busca novia”. ¿Es que la policía no puede sentarse un rato frente al ordenador, abrir una de estas webs de segunda mano y hacer una batida de gentuza juntaperros que ofrecen sus perros para montas o que venden cachorros? Vamos, se forran a multas y sin salir de la comisaría.

Lo de las peleas de perros, es algo que ha ido siempre de la mano de la Ley PPP. Es sobrecogedor que exista gentuza con estos gustos por ver cómo se destrozan dos animales mutuamente. Pero como siempre hemos dicho, esos perros no tienen nada que ver con las peleas de perros que hacen los macarras de los barrios en descampados. Esto es una mafia real. Y esos perros no salen a pasear por donde los puede ver la gente. De hecho, American Pit Bull Terriers de verdad, los ha visto muy poca gente. Ese era uno de los falsos argumentos que se esgrimieron a la hora de implementar la Ley PPP, al final de los años 90. Que iban a acabar con las peleas de perros. ¡Como si esos perros los tuvieran censados, chipados, asegurados, con licencia, etc! ¿En serio alguien con dos dedos de frente pensó que esta Ley iba a ser eficiente contra la mafia de peleas de perros? Esos perros no existen legalmente. Pero es que este delito, además está penado con condenas irrisorias, que no suponen nada en comparación con el sufrimiento que causan. En fin, otra ley que hay que modificar y endurecer.

El mapa con el listado de razas consideradas Potencialmente Peligrosas, ha sido muy clarificador. Lo que he echado en falta es que Frank hiciera una reflexión en voz alta, sobre lo absurdo de esta particularidad, del tipo: “¿Cómo es que un perro pasa a ser o deja de ser Potencialmente Peligroso, dependiendo de la Comunidad Autónoma en el que se encuentre? ¿Esto no iba de proteger a las personas? ¿Acaso los Dobermann madrileños son buenos, pero los catalanes malos? (Ironic mode ON)”. Y claro, se dan paradojas como que alguien con un perro que en su Comunidad Autónoma, no necesite cumplir ningún requisito por no estar catalogado como PPP, se va de viaje a otra Comunidad Autónoma en la que sí lo está y tiene problemas con las Autoridades.

El caso de la familia de Illescas es un bofetón de realidad, de lo que tienen que pasar muchísimas familias en España, sólo por tener como compañero a un perrete incluido en el maldito listado.

El tema de medir la fuerza con la que tira un perro de un mordedor, pues bueno. Lo veo más espectáculo que otra cosa. Al igual que otros supuestos intentos de medir la potencia de mordida de algunos perros que se han hecho en otros reportajes, no es algo para tomar en consideración real. Pero bueno, ahí queda. Como muestra de la potencia y capacidad física de los perros, no está mal. Pero seguro que podrían haber emitido información mucho más valiosa, que estoy seguro que aportaron en las grabaciones los compañeros de La Pólvora Negra, los cuales son también grandes profesionales con una reconocida trayectoria.

Lo de los perros de la Cañada Real Galiana, pues eso. Más tópicos sobre el perfil de propietarios de estos perros. Pero es que existen y hay que mostrarlos como son. Eso sí, tampoco vi que el programa incidiera en que esa gente no está capacitada para tener perros en esas condiciones.

La casa de acogida fue un tema muy bien llevado, mostrando la posibilidad real de rehabilitación de perros que han pasado un verdadero infierno.

Y para finalizar, ojalá todas aquellas personas que grabaron, aportando información y experiencias, y que finalmente no salieron en el programa, lo hubieran podido hacer. Se quedaron en el tintero muchas historias y muchos datos e información muy valiosa. Pero como dije respecto al programa del Lobo, esto es televisión. Ojalá algún día podamos hacer un programa contando todo con pelos y señales. Sin dejar títere con cabeza. Y que lleguemos a tanta gente, como llega el programa Wild Frank. Hasta entonces, de nuevo agradecido al programa y a Frank Cuesta por invitarnos a participar. Creo que esto ha sido un buen cimiento para seguir construyendo. El tiempo dirá.

 

EPISODIO 1

EPISODIO 2

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>